lunes, 28 de febrero de 2011

Consejos prácticos para renovar la decoración de los dormitorios

Para renovar el aspecto de los dormitorios de nuestra casa, no es necesario adquirir nuevo mobiliario. Introduciendo pequeños cambios en complementos decorativos podemos estrenar nuevas habitaciones que acogerán nuestras horas de descanso, y las de nuestra familia y huéspedes.
Toma nota de los consejos que te detallamos a continuación para transformar nuestros dormitorios de forma práctica y sencilla, sin dejar de lado las últimas tendencias en decoración:
Conseguir una nueva imagen solo con telas:

Si tienes retales de tela guardados que no sabes en qué aplicar o si los adquieres en outlets de las principales casas de decoración, podrás hacer cuadrantes, confeccionar una colcha, renovar tus cortinas con apliques, etc.
Puedes ahorrar dinero si además eliges telas de doble ancho y lisas para emplearlas en cortinas y tapicerías, la razón es que hacer coincidir los dibujos en telas estampadas te obliga a perder tela y por consecuencia a gastar más.
También encontrarás una útil solución eligiendo tejidos alternativos de aspecto similiar a los más costosos: tafetán en lugar de seda, o chenilla en vez de terciopelo, por ejemplo.
Para una habitación de invitados.


Si vas a recibir visitas y quieres sorprenderlos con una habitación actual y acogedora, además de disponer del mobiliario imprescindible (una cama y una mesilla) para que el dormitorio no se vea vacío, apuesta por la tendencia de los papeles pintados.
Colocado solo en una de las paredes, bastará para dar el efecto de habitación cálida. Lo habitual es empapelar el cabecero, pero otra buena opción es decorar la pared que primero se ve al abrir la puerta, así el impacto visual es mayor. Empapelar es una tarea sencilla, aunque conviene hacerlo entre dos.

Vestir la cama en invierno.
Cada vez es más habitual el uso de edredones de plumas o nórdicos, y por lo tanto la funda es la clave para dar estilo a tu cama y a la decoración del dormitorio, ya que este mueble es el protagonista de la habitación.
Su elección dependerá del resto del mobiliario: si este es neutro, podemos darle protagonismo a la cama. Además, siempre es posible reforzar el color con los cuadrantes o cojines decorativos (su tamaño debe ser suficientemente grande para poderlos usar como respaldo para leer).
Utilizando la misma gama de color de los cojines se puede añadir un plaid o manta a los pies de la cama. Este elemento, además de resultar decorativo, nos servirá para taparnos cuando descansemos. En las camas con patas vistas es recomedable añadir un cubrecanapé, siempre en un color natural para que combine con cualquier color y diseño de edredón.
Buzz this

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...