lunes, 28 de febrero de 2011

Cómo convertir nuestro dormitorio en un lugar de relax

De todos los ambientes de nuestra casa, el lugar donde pasamos la mayor parte del tiempo y donde buscamos sentirnos más confortables es, sin lugar a dudas, nuestro dormitorio.
Si lo que deseas es contar con un ambiente plácido en tu zona de refugio y que a la vez te invite a un reparador descanso, te aconsejamos darle un toque zen, una tendencia que cada vez es más aplicada en hoteles de todo el mundo. Para conseguirlo toma nota de nuestras sugerencias:
Invierte en juegos de sábanas de alta calidad.
Si realmente deseas sentirte fabulosa, debes vestir tu cama con sábanas de algodón de 300 hebras. Mientras mayor sea el número de hebras, más suave será la sábana.
Incorpora toques de color blanco.
Esta impecable y limpia gama te induce a la tranquilidad, que es el principal objetivo. Usa este tono en las cortinas, o en los marcos de cuadros, cubrecama, etc. También puedes decorar con velas en crema o marfil en mesillas y cómoda. Recuerda que el blanco y el beige combinan con cualquier color.
Selecciona bien tus almohadas.
En los grandes hoteles las almohadas son muy mullidas, debido a que están rellenas de plumas, que se distribuyen mejor y se acomodan bien en las fundas. Claro está que su precio es más elevado que el de las sintéticas, pero permanecen intactas durante mucho más tiempo.



Crea una zona de lectura y relax.
Realmente no necesitas mucho espacio para colocar un sillón confortable en una esquina o poner un gran cojín en el suelo. Compleméntalo con un libro y una manta suave, así tendrás un lugar único, íntimo y especial.
Instala dos o tres lámparas con reguladores de luz.
Durante el día deja entrar la luz del sol, por la noche cuando llegues a casa enciende las luces con potencia para contagiarte de energía, y al momento de ir a la cama baja la luz de la lámpara de la mesilla para relajarte.
Aromatiza tu cuarto.
Siguiendo la estrategia de los hoteles para que sus huéspedes se sientan bien, escoge una fragancia que te guste, como, por ejemplo, la vainilla, gardenia o algodón, que son muy relajantes, y coloca difusores en las esquinas o usa sprays. Te sentirás fabulosamente bien.
Coloca elementos que evoquen la memoria.
Cuelga un paisaje, una foto o una pintura de algún lugar donde estuviste y que te traiga maravillosos recuerdos. Mirar ese tipo de imagen tiene un efecto positivo y te hace sentir serena.
Coloca flores.
Por último, te sugerimos colocar un pequeño jarrón con flores frescas, ya que estas contribuyen a crear la sensación de oasis.

Buzz this

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...